¡Malditos republicanos!

‘¡Malditos republicanos!’ “Niño, tú no te metas en esas cosas republicanas izquierdistas”, dijo mi madre cuando abdicó Juan Carlos I. Antes de su dimisión, tres partidos políticos convocaron a “la ciudadanía” a salir a la calle y pedir que les pregunten qué quieren en la jefatura del estado. “No te mezcles, niño” me defendía mi madre, sabiendo ella que no le iba a hacer ni caso.

¡Malditos republicanos! ¡Adulteraron una convocatoria noble! La petición del 2 de junio iba a ser un movimiento democrático que manifestase la voluntad de un pueblo (que no es lo mismo que la voluntad de la mayoría). Y todo este papel bonito envolvía una manifestación prorrepublicana muy respetable pero nada respetuosa. Mucha gente que salió a pedir el referéndum quería matar al cadáver del rey y a la Casa Real. Pese a mi descontento, escribo con el raciocinio, y no con ánimos de levantar odios.

¡Malditos republicanos! ¡Adulteraron una convocatoria noble! ¡Solo piden banderitas y preguntitas! El que está juntando estas letras no dirá si es monárquico o republicano, intentando mantener mi principio de neutralidad (que no es lo mismo que objetividad). La Constitución Española, hasta donde yo sé, está configurada para que el Jefe del Estado no pinche ni corte más allá del ámbito militar. Mucha gente que salió a la calle el pasado lunes no reivindicaba más que un cambio del rey, dejar de ser un reinado y (como mucho) cambiar el himno. En definitiva, hemos estado atontados una semana con un tema que ni será trascendental para nuestro bienestar. El señor que vive en el banco de tu calle seguirá ahí, y el recién graduado seguirá en Alemania.

¡Malditos republicanos! ¡Adulteraron una convocatoria noble! ¡Solo piden banderitas y preguntitas! ¡Qué bien me lo hicieron pasar! Todo un lunes de tensión informativa palpable en las axilas de los periodistas. Sudando llegaron a Moncloa y Zarzuela, en una mañana de carreritas y pegadas de oreja a la radio y la vista puesta en los medios ¡digitales, por fin!

 

Y lo más triste, es que no hay nada más democrático que la democracia.

Anuncios

2 pensamientos en “¡Malditos republicanos!

  1. Me gusta lo que has escrito. Y que conste en acta que yo no me meto en tus ideas, pero que me preocupo y no quiero que te metas en líos, y ya se que tu no te metes, pero por si acaso (defecto de madre)

    Me gusta

  2. Ocurre que los padres venimos de vuelta cuando vosotros, nuestros queridos hijos, estáis empezado a ir. Esto hace que nuestras percepción y preocupación por las cosas sea radicalmente distintas de las vuestras. Algo parecido nos pasó con nuestros ancestros… ¡no hay nada nuevo bajo el Sol!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s