Mala (y útil) crónica del Metro de Málaga

Seguro que antes de mi nacimiento, la ciudad de Málaga ya imaginaba un transporte suburbano que conectara a los habitantes de todos los distritos. Un metro, como el que tenía Madrid, Barcelona, Bilbao, y las metrópolis europeas. Los malagueños –y cualquier ciudadano de cualquier ciudad– quieren estar orgullosos de una red de infraestructuras que comunique sus gentes con sus sitios. Y como todos los proyectos realizables, deben seguir un proceso desde su planteamiento hasta su realización.

Foto: treneando.com

Foto: treneando.com

¿Cuánto se tarda del pensar al hacer? ¿Cuánto ha pasado desde el planteamiento de un metro de Málaga hasta la apertura del servicio al público?

Una pregunta que ahora se hacen los malagueños –y que nadie se atreve a responder con exactitud– es cuándo estará disponible el metro. En su momento, se proyectó que la primera línea estaría lista para 2009. El estado de las obras obligaron a retrasarlo hasta el 11 de noviembre de 2011.

La Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía y cualquier persona con algo de raciocinio temporal vieron que cumplir esos plazos era imposible. Y aquí arranca “lo gordo”: retraso de la fecha final, paralización de obras, nuevos proyectos para el tramo que transcurre cerca del Centro Histórico, intento de construir un suburbano que no sea sub y reduzca el transporte urbano en una de las arterias principales de la capital, descontento generalizado, y acuerdo Junta-Ayuntamiento que parece definitivo y cumple las expectativas de vecinos, posibles usuarios.

¿Y ahora qué?

Explico la hoja de ruta actualmente establecida. No descarto cambios en esta parte en el futuro (de hecho, será muy probable que cambie algo en las Elecciones Municipales o Autonómicas).

La Consejería afirma que tendremos una apertura parcial de las líneas 1 y 2 antes del verano. Ambos trayectos confluirán en el Intercambiador de El Perchel hasta la futura parada en el Centro. De la línea 3, la que iba a llegar a El Palo,no se sabe nada.

La conexión con el centro histórico será en la calle que conecta el Mercado de Atarazanas con la Alameda Principal. El problema capital de estas obras son los ficus –de 150 añitos– y el posible corte del tráfico de una carretera principal para Málaga y la red de autobuses urbanos.

Hay algo que llevará pasajeros desde la parada de Atarazanas hasta el Hospital Civil, pero no me atrevo a afirmarlo porque ni sé lo que es: un metro o un bus o un tranvía o vehículos a caballos. Pero habrá algo, y será en superficie.

La licitación de las obras de metro hasta el Centro Histórico debe hacerse en el primer trimestre de este año, 2014. Está planeado que el metro llegará a Atarazanas y al Hospital Civil en 2017.

Contratados ya 81 trabajadores (60 operadores de línea y 21 técnicos de operaciones), comenzarán 9 semanas de formación y simulación del servicio sin pasajeros.

¿Cuál es el transporte idóneo para Málaga?

La calidad del servicio de la Empresa Malagueña de Transportes es cuestionable, pero resulta imprescindible en el día a día de los malagueños y turistas. En Semana Santa y Feria sus viajes crecen exponencialmente, al igual que fechas tan señaladas como la Cabalgata de Reyes o la Noche en Blanco. La bicicleta aún no está asentado en la ciudad, aunque el Ayuntamiento de Málaga apuesta por sus carriles, descritos como muy deficientes por sus usuarios en comparación con el servicio sevillano o madrileño.

Pero más importante que la valoración de los transportes de Málaga, es si sus redes benefician a todos los malagueños. La línea 1 de metro concurre desde el Campus de Teatinos hasta la Estación María Zambrano. La segunda, por el oeste, que es la zona de expansión de la ciudad actualmente. Las estaciones de bicicletas compartidas se sitúan en Ciudad Jardín, Carretera de Cádiz, La Palmilla y la última inaugurada en Teatinos. Los carriles bici se extienden allá donde estén las estaciones.

A excepción de la EMT, los servicios de transporte en el Distrito 2-Málaga Este no han variado. Por el Paseo Marítimo Antonio Machado circulan peatones y ciclistas, sin que los segundos puedan separarse de los primeros. Nadie sabe nada ni de un posible metro –en superficie o soterrado– que llegue a El Palo, ni de un carril bici que cumpla con las demandas de la zona a la par que en el resto de la ciudad. La conexión andada de los paseos marítimos de La Malagueta-La Caleta con Pedregalejo se hace a través de una acera en la que apenas caben dos personas, y junto a esta una carretera de tres carriles sin separación ni protección para peatones.

En los 19 años que llevo viviendo en este distrito, el cambio más significativo de transportes ha sido la construcción de dos puentes que conectasen las orillas de los arroyos Jaboneros y Gálica. La línea 11 de autobús está más que saturada de lunes a viernes en horas punta. El Ayuntamiento de Málaga solo hace memoria del emblemático balneario de los Baños del Carmen, y rara vez menciona la hostelería de Pedregalejo o las viviendas de El Palo. El segundo distrito de la ciudad parece esa parte del armario que solo sacas en contables ocasiones. ¿Estamos olvidados?

Ilustración: metrodemalaga.info

Ilustración: metrodemalaga.info

Y lo más triste, es que en El Palo no falta un bonito estadio de fútbol, que también tardó en llegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s