El ketchup es dulce… (II)

…y le añaden salsa a cualquier cosa.

Bajé del avión con hambre, mucha hambre. Además, tuve la suerte de incluir un experto cocinero de hamburguesas danesas en mi familia de acogida. Nada menos que el dueño (amo y señor) de Havnens Perle (La Perla del Puerto, en español; o Pearl Harbour, como se empeñaban en llamarlo). Se trata de un local incluido dentro del mismo puerto de Aarhus (puerto SIEMPRE en construcción, muy caótico, ya lo contaré) en que los Hot Dogs y Bøfsandwichs, estos últimos premiados como las mejores hamburguesas de Dinamarca en 2012 y nominados al premio de 2013. Cosa fina.

tumblr_inline_mfrn0vO7ll1rag4si

“Allí comen mucha comida contundente”. “Albóndigas”. “Patatas”. “Vas a echar de menos el fuet y el jamón”. Y otros comentarios de índole alimenticia que al principio pecaban de estereotipados pero que acabaron imponiéndose en la dieta diaria. Mi primer día, mi primer almuerzo a las 12:15 (hora del desayuno del fin de semana) se trató de un pequeño plato de plástico con un par de patatas, carne (CON SALSA) y ensalada. Y no pude con él (y yo como, solo basta verme en los buffets). ¿Empequeñeció mi estómago? ¿Los daneses comen más? ¿La comida es más pesada? Y demás preguntas que no tienen respuesta. Por ahora.

1176225_10201119062371376_2010127692_n

Postulado nº 1: los daneses tienen un nivel de vida muy estresante y ajetreado. No conciben “el descanso de la cervecita” o “el sueño que te entra después de comer”.

Postulado nº 2: ateniéndonos al primer postulado, lo que tú comes en 10 minutos, ellos lo hacen en 4.

Postulado nº 3: aunque se esfuercen por llevar una dieta más ecológica, variada y sana, siempre acaban en los fast foods o restaurantes de comida importada.

Postulado nº 4: si nos acogemos al primer y tercer postulado, veremos que muchos daneses comen en su lugar de trabajo. Y si es en un McDonalds, comerán todos los días en él.

Conocí a una chica que comió durante 4 años en la franquicia de la eme amarilla, y mantiene la figura. “No me harto”, afirma. “Creo que el truco está en no comer patatas fritas, sino la hamburguesa y agua”.

Postulado nº 5: horarios.

  • Días laborales
    • Desayuno (7 am): solía consistir en un pan característico de los nórdicos con mantequilla. Se le añadía una pieza de fruta y un café asqueroso.
    • Almuerzo (12 pm): algo con salsa + algo de verde. Las salsas se merecerían una entrada a parte: las tenían de todos los colores, texturas y sabores. En algunos casos, adornaban más que ensalzaban. Ricas, eso sí, pero al final de la semana acababas harto de tanta combinación. A veces las echo de menos.
    • Cena (7 pm): o lo mismo que el almuerzo, o algo de la calle. Desde Happy Meals hasta cajitas de comida china. Una vez comí en un Döner Kebab de allí. Picante, nada más que añadir.
  • Sábados, domingos y festivos
    • Cuando te de la gana.

1157428_10201119034770686_191228144_n

Postulado nº 6: la comida de importación de España suele ser una mierda. Pero llegas a convencer a gente de que te regalen pisto manchego o un poco de queso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s