Cultivo manipulativo (I)

El otro día propuse otra una apuesta a un compañero: que encontrase algo en lo que todos los españoles (de España, de norte, sur, fuera y dentro) coincidiesen. El suculento premio era un lujoso café con todos los gastos pagados. ¿Lamentablemente?, gané la susodicha. Al mismo tiempo, le propongo a usted, lector, el mismo reto: atrévase a encontrar algo que toda persona de este país esté de acuerdo. ¿Difícil? Un ”café” está en juego.

Le llaman ”hemiplejia”, ”esos no tienen ni idea” o ”hola, soy liberal”. Y al fin y al cabo, define el mismo concepto de descontento con el grupo que no es como el suyo. ¿Y si es como una infección en el genoma ibérico? No lo descarto. ¿Se contagia? Existen casos. ¿Se cura? Con sentido y común y algo de cultura (yo lo conseguí con Padre Rico, Padre Pobre, de Robert Kiyosaki y su idea de ”absorción de ideas”).

¿Cómo se evita el crecimiento de la infección? Desde mi posición puedo decir que el método de propagación más rápido es la manipulación, por lo que hay que erradicarla. ¿Quién manipula? Todos. Y con esto me refiero a que siempre hemos alterado la información a nuestro favor (eliminando partes de la historia, omitiendo declaraciones, etc).

¿Significa eso que debemos erradicarlos a todos? No. Solo buscar el colectivo que consiga expander más rápidamente la cepa, y vacunarlo.

O quizá el remedio resulta peor que la enfermedad.

(Continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s