¿Y si…

Que no son trincheras, que son pupitres. No es la goma una buena semtex, ni se adhiere al enemigo. Puede que al mismísimo Gengis Khan le pillase el toro en su selectividad, o nada puede acabar con una batalla el timbre de la hora.

Un pelotón que espera en el mismísimo frente. La lucha frenética diaria le hace una mella, notable en ojeras y sobresaliente en ánimos de mitad de semana. No están nerviosos, pero no pueden lidiar con el enemigo. No le pueden derrotar. Digamos que no hay enemigo, o que el enemigo son ellos mismos. Y solo siendo capaces de cambiar la visión, de estar en alerta, de evitar una noche de terror, pueden conseguir dicha oportunidad que a veces, y muy pocas veces, llegan a superarse a uno mismo.

Un comandante escribe en su diario de bitácora. ¿Qué encontramos? Propósitos. Sin fin de ellos. Puede que se cumplan. Otros lugartenientes hacen lo mismo. Son como los propósitos de año nuevo, y pocos llegan al final, al objetivo. Pero los que lo hacen, lo consiguen a lo grande. ¡Ánimo camaradas!

 

¿Y si…es un campo de guerra al que nos enfrentamos mañana, el cual no hay vencedores ni vencidos, y solo encontramos gente que, día tras día, intenta superarse a sus ojeras con no más convencimiento que sus apuntes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s