First

Recogido en sus manos frías y funestas,

mientras me brindaba la seguridad y el calor que podría necesitar.

No vino ninguna vez, y volvió para marcharse.

Regresó para no quedarse. Para amargarse.

Agridulce palpar compartido de una sociedad,

”estará cuando menos te la esperes”, dijo una clériga.

”Para entonces mi necesidad quedará en vano” me limité a responder.

Regresó para no quedarse. Para emigrarse.

Peores son nuestros lamentos y mayor es su fortuna,

quien la busca la encuentra, quien la encuentra se le escapa,

y esta reanuda la desesperada persecución.

Regresó para no quedarse. Para alejarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s